São Paulo

Una investigadora brasileña recibe el Premio Internacional de Historia


La investigadora Laura de Mello e Souza fue elegida por el Consejo del Comité Internacional de Ciencias Históricas (CISH) para recibir el Premio Internacional de Historia. La historiadora, que inició sus estudios en el área durante la dictadura militar, es la primera mujer y la primera persona del continente sudamericano en ganar el premio.

Laura enseñó en el Departamento de Historia de la Facultad de Filosofía, Letras y Ciencias Humanas de la Universidad de São Paulo (USP) entre 1983 y 2014. También ocupó la cátedra de Historia de Brasil en la Universidad de la Sorbona de París.

En una entrevista con motivo del Día Internacional de la Mujer, Laura subrayó las dificultades a las que todavía hoy se enfrentan las mujeres en sus carreras, tanto por el tiempo disponible como por el reconocimiento profesional, en una sociedad marcada por la desigualdad de género.

“Los logros alcanzados por las mujeres son principalmente el resultado de su lucha y sufrimiento, y la lucha tiene que ser diaria, porque el mundo sigue perteneciendo a los hombres”, declaró Laura a Agência Brasil. 

La entrega del premio está prevista para octubre de este año en Tokio, durante una ceremonia que marcará la Asamblea General del Comité Internacional de Ciencias Históricas.

Lea la entrevista de la investigadora

Agência Brasil – ¿Cómo decidió estudiar Historia? 

Laura Souza – Siempre me gustó la Historia, desde que era pequeña, pero tenía muchas dudas sobre si seguir la carrera cuando estaba a punto de terminar el bachillerato. La dictadura militar había invertido mucho contra las humanidades, y muchos profesores de la USP y de otras universidades que enseñaban en esta área habían sido despedidos o habían abandonado el país. Pensé en Arquitectura, Medicina y Psicología, pero mi amor por la historia era más fuerte, y me matriculé en el programa de Historia de la USP en 1972. 

Agência Brasil – ¿Cuáles fueron sus referencias?

Laura Souza – Me encantaba leer sobre la antigua Grecia, me interesaba la cultura clásica y me encantaban las novelas históricas. Pero creo que fue la lectura de Caio Prado Jr (Historia Económica de Brasil), cuando aún estaba en la escuela secundaria, y de Jacob Burkhardt (Cultura del Renacimiento en Italia), en el mes anterior a mi ingreso en la USP , lo que me causó una impresión decisiva. Ya en la universidad, recibí una gran influencia de la historiografía francesa de los Annales, de autores como Jacques Le Goff, Marc Bloch y Philippe Ariès, y de historiadores de la microhistoria italiana, como Carlo Ginzburg. Entre los brasileños, siempre Caio Prado Jr, pero sobre todo Fernando Novais y Sérgio Buarque de Holanda. 

Agência Brasil – ¿Sobre qué tema comenzó su investigación? 

Laura Souza – Empecé con la historia contemporánea: escribí un texto de investigación oral sobre el ocio en São Paulo en el período de entreguerras, e hice la investigación histórica para un documental de Lauro Escorel sobre el movimiento obrero brasileño en el primer cuarto del siglo XX, Libertários. Luego pasé a investigar la pobreza y la marginalidad en Minas Gerais en el siglo XVIII. Esa fue mi puerta de entrada a la investigación académica, donde me convertí en historiadora. Desde entonces, he cambiado mucho de tema. Mi doctorado versó sobre la brujería y la religiosidad popular entre los siglos XVI y XVIII. En trabajos posteriores, estudié las visiones negativas que afectaron a la América hispana; la administración colonial y la trayectoria de los gobernadores portugueses que emprendieron conquistas ultramarinas; escribí la biografía de un poeta del siglo XVIII implicado en la Inconfidência Mineira, Cláudio Manuel da Costa, y mi último libro publicado trata de las visiones de la naturaleza en Minas Gerais en el siglo XVIII. También organicé un volumen sobre la vida cotidiana y privada en el Brasil colonial. 

Agência Brasil – ¿Qué temas está investigando actualmente? 

Laura Souza – Tengo dos proyectos en curso. El más antiguo trata del desplazamiento de tres cortes europeas cuyos países fueron invadidos por los ejércitos revolucionarios franceses entre los últimos años del siglo XVIII y principios del XIX. El más reciente estudia tres escritos literarios sobre distintas regiones del imperio portugués en el siglo XVII.

Agência Brasil – ¿Qué dificultades ha encontrado en su carrera como investigadora y profesora?

Laura Souza – Me encontré con las dificultades inherentes a la época en que viví. Los documentos no estaban digitalizados, había que viajar para consultarlos, la consulta era difícil, sobre todo cuando los archivos eran privados. En resumen, nada estaba informatizado, y yo siempre he trabajado mucho y sigo haciéndolo con documentos manuscritos e inéditos. Por otro lado, pertenezco a una generación privilegiada, que tuvo becas de investigación porque ya existían los organismos de financiación más importantes, como la Fapesp [Fundación de Investigación del Estado de São Paulo], la Capes [Fundación de Coordinación para el Perfeccionamiento del Personal de Enseñanza Superior] y el CNPq [Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico]. En este sentido, fue más fácil para nosotros que para las generaciones posteriores, que han vivido recientemente un período tenebroso, con amenazas y recortes en la financiación de la educación y la investigación. 

Agência Brasil – ¿Cómo fue recibir el Premio Internacional de Historia? 

Laura Souza – Fue un gran honor y, sobre todo, una gran sorpresa. Hay grandes historiadores en el mundo, sin duda más merecedores que yo. Pero me alegré porque demuestra la fuerza de la historiografía brasileña, cada vez más reconocida a nivel internacional y que cuenta con excelentes especialistas. Además, recibí muchos mensajes afectuosos de mujeres historiadoras, que se sintieron animadas y honradas por este premio, porque saben que es mucho más difícil disponer de tiempo para la investigación y el reconocimiento profesional siendo mujer, ya que las tareas domésticas y la crianza de los hijos siguen recayendo más sobre ellas que sobre sus compañeros.

Agência Brasil – ¿Qué cree que es importante destacar en el Día Internacional de la Mujer?

Laura Souza – Que los logros alcanzados por las mujeres son principalmente el resultado de la lucha y el sufrimiento de las mujeres, y que la lucha tiene que ser diaria, porque el mundo sigue perteneciendo a los hombres. Las madres tienen que criar hijos varones que respeten a las mujeres y las apoyen. La ley debe garantizar la igualdad entre los sexos en todos los sentidos. Las agresiones y los asesinatos deben castigarse con severidad y sin piedad. Es muy triste que todavía estemos muy lejos de eso. Espero que los avances sean cada vez más significativos. Después de todo, mi ascendencia es totalmente femenina: tengo tres hijas y tres nietas, y espero que el mundo sea más acogedor para ellas.



Ebc

Artigos relacionados

Deixe um comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

Botão Voltar ao topo