São Paulo

São Paulo inaugura nuevo centro de acogida para inmigrantes


El estado brasileño de São Paulo ha inaugurado un nuevo centro de acogida para inmigrantes en la región metropolitana de la capital, lo que ha permitido el traslado de los ciudadanos afganos que se encontraban acampados en el aeropuerto internacional de Guarulhos en espera de asistencia.

La Casa do Migrante Terra Nova III fue oficialmente inaugurada la mañana del jueves 4, aunque lleva en funcionamiento más de dos semanas, según informó el gobierno del estado de São Paulo.

“Ya no hay nadie [en el aeropuerto]”, afirmó Fábio Cavalcante, secretario de Desarrollo y Asistencia Social de Guarulhos, en una entrevista con Agência Brasil. “Ahora podemos dirigir a los migrantes hacia un nuevo espacio, lo cual es un sueño hecho realidad para nosotros”, añadió.

Desde 2021, tras la toma del poder en Afganistán por parte de los talibanes, millones de personas han huido del país buscando escapar de un régimen de violaciones de derechos humanos. Brasil se ha convertido en un destino para afganos y otros ciudadanos después de que el gobierno decidiera en septiembre de 2021 otorgar visas temporales y permisos de residencia por razones humanitarias. Como resultado, los afganos comenzaron a llegar al aeropuerto de Cumbica, en Guarulhos.

Según Cavalcante, en los últimos dos años, alrededor de 6.000 migrantes han pasado por el Centro Avanzado de Atención Humanizada al Migrante, ubicado en la Terminal 2 del aeropuerto, siendo cerca del 90% afganos.

“Durante estos dos años de trabajo con la red de São Paulo, con el respaldo del gobierno federal, hemos logrado establecer una red de atención que culminó en la apertura de este nuevo espacio, lo que ha permitido reducir a cero la demanda en el aeropuerto. Los nuevos inmigrantes son ahora dirigidos directamente a los centros de atención”, afirmó Maria Beatriz Nogueira, responsable de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Gilberto Nascimento, secretario de Estado de Desarrollo Social, señaló que la mayoría de los afganos que llegan a Brasil no se quedan en el país, sino que continúan hacia Europa y Estados Unidos. Si el flujo de llegadas aumenta repentinamente, se contemplará una nueva adaptación.
“Es evidente que si surge una gran crisis o un aumento repentino en el flujo migratorio, con estas asociaciones tenemos la capacidad de crear nuevos espacios mucho más rápidamente”, destacó.

Inversión

La inversión total en la Casa do Migrante fue de R$ 5 millones al año, con 3,8 millones provenientes del gobierno estatal y 1,2 millones del gobierno federal. Las derivaciones se realizan a través del centro avanzado de atención al migrante situado en el Aeropuerto Internacional de Guarulhos.
El nuevo hogar no solo atenderá a afganos, sino que ofrecerá servicios de protección para situaciones de emergencia y calamidad pública, acogiendo a migrantes, refugiados, solicitantes de asilo, víctimas de la trata de personas, tanto extranjeros como nacionales, con una estancia de hasta tres meses, prorrogables según las circunstancias.

La Secretaría de Estado de Desarrollo Social informó también que existen dos casas de acogida para migrantes, refugiados y víctimas de la trata de personas, así como ocho albergues, sumando unas 200 plazas rotatorias. Con la inauguración de la Casa do Migrante Terra Nova III, el gobierno de São Paulo ofrece ahora un total de 350 plazas en albergues.



Ebc

Artigos relacionados

Deixe um comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

Botão Voltar ao topo