São Paulo

Lula y Macron visitan la selva amazónica en Belém


En su primera visita oficial a Brasil, el presidente francés Emmanuel Macron llega este martes (26) a Belém, en el estado de Pará, donde será recibido por Luiz Inácio Lula da Silva. Ambos cumplirán una amplia agenda bilateral durante los próximos días en el país, que abarcará temas como el medio ambiente, la defensa y la reforma de los organismos multilaterales, entre otros.

Macron permanecerá en Brasil hasta el jueves (28) y visitará también las ciudades de Itaguaí, en Río de Janeiro, São Paulo y Brasilia. “Una visita de tres días para un jefe de Estado es inusual. Es una indicación de la importancia de la relación entre Brasil y Francia, del intercambio y del profundo interés en diversas áreas”, dijo la embajadora Maria Luísa Escorel, Secretaria para Europa y América del Norte del Ministerio de Asuntos Exteriores, en una rueda de prensa con periodistas la semana pasada.

En Belém, los dos presidentes tomarán un barco de la Armada hasta la isla de Combu, en la orilla sur del río Guamá, donde verán la producción artesanal y sostenible de cacao en una región forestal. La idea, según el Ministerio de Relaciones Exteriores, es que Lula muestre al presidente Macron la complejidad de la cuestión amazónica y las alternativas de desarrollo económico sostenible que existen. Además, el mandatario brasileño quiere mostrar a su homólogo que la Amazonía no es sólo una gran extensión de selva, sino un lugar que alberga una inmensa población de cerca de 25 millones de habitantes, que dependen de la propia selva para su supervivencia. Lula y Macron también tendrán una reunión privada con representantes indígenas. En esa ocasión, está previsto que el presidente francés entregue un reconocimiento a Raoni Metuktire, líder indígena de la etnia Kayapó y exponente mundial de la causa indígena.

Submarino

Desde Belém, Lula y Macron seguirán hacia Río de Janeiro, donde pasarán la noche. El miércoles (27), partirán en helicóptero desde el Fuerte de Copacabana hasta el municipio de Itaguaí, donde inaugurarán el tercer submarino construido mediante un acuerdo de cooperación entre los gobiernos de Brasil y Francia. El programa prevé la construcción de un total de cinco submarinos, el último de los cuales se entregará dentro de unos años, un aparato de propulsión nuclear. Además de discutir la continuación de la asociación, se espera que Lula y Macron hablen de un programa de producción de helicópteros militares y de energía nuclear para uso civil.

Reunión y cena

Tras la agenda en Río, el presidente Lula regresará a Brasilia, mientras que Macron viajará a São Paulo, donde cumplirá otra etapa de su visita a Brasil. Allí el presidente francés participará en el Foro Económico Brasil-Francia, el miércoles (27), en la sede de la Federación de Industrias del Estado de São Paulo (Fiesp). Alrededor de 50 empresarios franceses estarán presentes. Los dos países registraron un flujo comercial de US$ 8.400 millones en 2023, con US$ 2.900 millones en exportaciones brasileñas y US$ 5.500 millones en importaciones.

Las ventas de Brasil a Francia incluyen productos como harina de soja, aceites crudos y petróleo, celulosa y mineral de hierro. Del lado francés, los principales productos importados por Brasil son motores y máquinas, aeronaves y productos de la industria manufacturera.

Según datos del Banco Central, Francia es el tercer mayor inversor en Brasil, con más de US$ 38.000 millones. Además, en Brasil operan cerca de 860 empresas francesas, que generan 500 mil puestos de trabajo. La reunión de negocios contará con la presencia del vicepresidente Geraldo Alckmin.

Para finales del día, está previsto que Macron asista a una cena con artistas y personalidades de la cultura brasileña, entre ellos el cantautor Chico Buarque. No se descarta que el presidente francés recorra la Avenida Paulista y visite el Museo de Arte de São Paulo (Masp). La agenda también incluye un encuentro con miembros de la comunidad francesa en Brasil y la inauguración de una unidad del laboratorio Pasteur en la Universidad de São Paulo (USP). Macron pasará la noche del miércoles en la ciudad y al día siguiente emprenderá la última etapa de su viaje, una visita de Estado a Brasilia.

Visita de Estado

En la capital federal, Macron será recibido con honores de jefe de Estado y se reunirá con Lula en el Palacio de Planalto. El encuentro se centrará en cuestiones bilaterales y globales, así como culturales, ya que en 2025 se cumplen 200 años de relaciones diplomáticas entre ambos países. Se espera que ambos aborden temas como la reforma de las instituciones multilaterales, incluido el puesto permanente de Brasil en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, así como las guerras de Ucrania y Gaza. La situación política en Venezuela y la crisis humanitaria en Haití son otros de los asuntos a tratar.

Un tema espinoso entre Brasil y Francia, que debe evitarse durante la visita de Macron, son las negociaciones sobre el acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea – el presidente francés declaró su oposición al acuerdo a finales del año pasado.

“Ese no es el tema de esta visita. Hubo una pausa en las negociaciones debido a las elecciones en el Parlamento Europeo. La atención se centra en la relación estratégica bilateral entre estos dos países. El foco está en las convergencias, no en las divergencias”, remarcó la embajadora Maria Luísa Escorel.



Ebc

Artigos relacionados

Deixe um comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

Botão Voltar ao topo