São Paulo

El exjugador Robinho cumplirá en Brasil su pena por violación


La Corte Especial del Superior Tribunal de Justicia (STJ) brasileño decidió, el miércoles (20), por 9 a 2, que el exfutbolista Robinho deberá cumplir en Brasil una condena de nueve años de prisión por el delito de violación en grupo, a la que fue condenado en Italia.

Según la decisión, muy pronto deberá ser detenido en Santos, la ciudad costera del estado de São Paulo donde vive. Robinho aún puede apelar ante el Supremo Tribunal Federal (STF), a través de un habeas corpus o un recurso extraordinario.

“Entiendo que no existe ningún obstáculo constitucional o legal para la aprobación de la transferencia de la pena solicitada por la Justicia italiana”, afirmó el relator del caso, el juez Francisco Falcão.

Para Falcão, como la Constitución no permite la extradición de un brasileño nativo, no hay otra alternativa que transferir la pena. “Cuando no procede la extradición, se requiere el traslado de la ejecución de la pena, precisamente para que no haya impunidad derivada de la nacionalidad del individuo”, señaló.

“Defender que la pena impuesta en un caso extranjero no puede ser ejecutada aquí es lo mismo que defender la impunidad del acusado por el delito cometido, lo que no puede ser admitido, bajo pena de violar los compromisos asumidos por Brasil a nivel internacional”, añadió Falcón.

Esto se debe a que el sistema judicial brasileño también impide que alguien sea juzgado dos veces por el mismo delito, destacó el juez. Así que si la sentencia no es trasladada a Brasil, resultaría en impunidad.

Atacante Robinho durante treino do Guangzhou Evergrande

El exfutbolista Robinho fue condenado a nueve años de prisión por la justicia italiana – Reuters/Toru Hanai/Derechos Reservados

“Si no se aprueba el traslado de la ejecución de la pena, la dignidad de la víctima será nuevamente ultrajada, ya que el criminal quedará completamente impune ante la imposibilidad de iniciar una nueva acción criminal en Brasil”, afirmó Falcão.

El juez Mauro Campbell afirmó en su votación que “Brasil no puede ser un refugio para criminales”.

La Corte no examinó las pruebas y el mérito de la decisión del tribunal italiano, pero juzgó si se cumplían todos los requisitos legales para que la pena de prisión se ejecutara en Brasil, como requirió la Justicia de Italia.

El crimen tuvo lugar en un club nocturno de Milán en 2013, según muestran los registros judiciales. La condena de Robinho fue confirmada en tres instancias en Italia y declarada sentencia firme, por lo que no hay más recursos posibles ante el poder judicial italiano.



Ebc

Artigos relacionados

Deixe um comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

Botão Voltar ao topo